Mi puerperio. No quiero volver a ser la que era antes de ser madre.

Con mi preciosa bebé

Creé este blog después de ser madre. Descubrí que en mi vida todo había cambiado y decidí que no estaba cómoda escribiendo como si nada desde el mismo lugar de antes. Un lugar que había sido mío durante mucho tiempo, pero que ahora sentía que no me pertenecía, que esa chica que en el pasado escribía ya no era yo, que ahora estaba viviendo el presente y justo comenzaba mi aventura como madre. Así que dejé Espinacas con Garbanzos y me metí de lleno en La Mamá de Vera.

En algún momento toda esta idea mía se tambaleó. Después de medio año escribiendo como mamá, la idea de ser "sólo" la mamá de Vera me empezó a asfixiar un poco. Yo era una mamá, pero también más cosas. La idea que te transmite esta sociedad, en la que si no produces y no tienes un trabajo remunerado no haces nada importante, fue calando un poco en mí. Días que pasan entre cambios de pañales, brazos, teta...con la sensación de todo por hacer, cuando en realidad estás haciendo tanto... Me empezó a martirizar bastante. Decidí volver a mi blog anterior, pues una pequeña parte de mí se resistía un poco al cambio que lo impregnaba todo en mi vida. Siempre hay algo que en un puerperio duele de alguna manera, tu vida jamás volverá a ser cómo era antes... y es fácil (y común) caer en algún momento en las garras de la depresión postparto, aunque ames con toda tu alma a tu bebé.

Pero por fin llegó el gran momento. El momento en el que acepté al 100% el cambio, en el que lo abracé, en el que fui consciente de que entregarme a maternar era lo mejor que me había pasado. (¡Sí, en mi experiencia personal, estoy en el mejor momento de mi vida!) Nunca antes había pasado por un proceso de superación, transformación personal y autoconocimiento tan fuerte, tan potente, tan desde las entrañas. Ha sido duro, pero también maravilloso. Ser mamá me ha cambiado ¡mucho! para bien, y ya no duele que mi vida no sea como antes, sino que he abrazado el cambio, ya no me resisto, ahora fluyo con la vida, y aunque existan los momentos difíciles (durante nuestro primer año ha habido muchos, especialmente el de los millones de despertares por noche que hemos sufrido cada día y los llantos de los primeros meses sin consuelo de Vera...) nunca antes me había sentido tan fuerte, tan valiente, tan mujer, tan realizada, con tantas ganas de vivir, ¡tan feliz! como ahora.

El puerperio se define como "período que transcurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación". Y que quieres que te diga, ¿se vuelve en algún momento al estado anterior a la gestación? Físicamente puede que sí, aunque para muchas mujeres tampoco es así al 100% (estrías, vagina distinta a cómo era antes, rastros de una cesárea, puede que cueste volver al peso inicial...), pero interiormente, creo que jamás se vuelve al punto de partida. ¿Cómo vas a ser la misma persona después de todo lo que has vivido? Todo lo que experimentamos hace que evolucionemos y crezcamos como personas, así que, después de vivir lo que es la maternidad (en mi opinión) es imposible volver atrás. Además, ¿para qué iba a querer hacerlo? Los primeros meses estaba un poco perdida (a pesar de seguir mi instinto y hacer las cosas a mi manera, en nuestro caso siguiendo un modelo de crianza natural), pero tras 15 meses como madre puedo afirmar que no deseo ser la de antes, que estoy muy a gusto en mi piel, en mi vida, aprendiendo cada día, superando obstáculos, cambiando prioridades,empoderándome como mujer, amando infinito... 

Plasmo toda esta reflexión sólo para decirte que este blog está más vivo que nunca, que me apetece quedarme aquí y compartir nuestras vivencias con el mundo. Soy consciente (y ahora voy a mojarme) de que existen muchas cosas que hacemos en nuestra familia que muchas personas ven imposibles, difíciles o complicadas (aunque a nosotros no nos lo parezca)... por poner algunos ejemplos, el viajar con un bebé (en nuestro último viaje no paraban de decirnos que éramos unos valientes, a pesar de viajar a un país desarrollado y tan seguro como es Noruega), portear (no deja de sorprenderme que CADA DÍA me pregunten desconocidos en la calle si no me duele la espalda), el haber tenido un parto natural sin epidural y respetado (antes de parir más de uno me dijo que "no me hiciera la valiente", o que "estaba loca" directamente), el sentirme realizada siendo mamá a tiempo completo (es mi aquí y mi ahora, elegido libremente)... Por supuesto que cada ser es único y diferente, en cada casa se hacen las cosas de una manera y eso está genial (¡y no tiene por qué ser de otra manera!), pero quiero compartir con el mundo que nuestra forma de sentir y vivir sí que es posible.

Por todo lo que acabo de contarte, he copiado aquí algunos posts importantes sobre maternidad publicados en mi blog anterior, y acto seguido empezaré a llenar La Mamá de Vera con publicaciones nuevas. ¡Mi aventura como mamá no ha hecho más que empezar! ¡Nos vemos por aquí!

Comentarios

  1. Hola Caro! Enhorabuena por el cambio, me ha gustado mucho tu post y tu nuevo paso. La vida está en contínuo movimiento, nada permanece, y si fluimos con ella, en vez de resistirnos, seremos capaces de descubrir millones de tesoros que tenemos al alcance de la mano, cada día, en cada momento, pero de los que no solemos darnos cuenta.
    Me gusta que seas madre, que te sientas a gusto en ese papel y que lo vivas a tope. Seguro que tu nuevo blog va a seguir siendo tan interesante como el anterior. Seguiré leyéndote por aquí :-)
    Te deseo que disfrutes mucho y sigas siendo tú misma.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rocío! ¡Que alegría verte por aquí! Me ha hecho mucha ilusión :) Millones de gracias por pasarte a ver mi nuevo rinconcito, y además dejarme un comentario :)

      La verdad es que la vida es cambio, cambio y más cambio, ya sea debido a la maternidad o a millones de cosas más... obviamente gracias a ello evolucionamos ¡y es bueno que así sea! Si no, la vida no tendría tanta magia, tanto encanto.

      Te mando un beso muy grande, ¡nos leemos! ¡Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares