Nuestros trucos para viajar con una bebé.

Volando con Vera

Iba a titular esta entrada como "Trucos para viajar con un bebé", pero finalmente decidí retocar el título porque:

Nuestra bebé es única y especial, al igual que lo es tu hijo/a. Cada niño es distinto y por lo tanto, lo que a nosotros nos funciona, no tiene por qué funcionaros a vosotros.

2º Porque aunque estoy acostumbrada a hablar y escribir en un lenguaje neutro, quiero empezar a hacer uso de un lenguaje inclusivo. Mi bebé es una chica, así que ¿por qué hablar de ella en masculino?

Desde que Vera vino al mundo hemos aumentado considerablemente el número de escapadas en familia que hacemos al año. Si que es verdad que los primeros seis meses tuvimos un poco más de tiento (no sólo por Vera, sino por un problema familiar que no nos permitía viajar), y es que (al menos para nosotros) entre que nuestra hija estaba tope con los cólicos, que la demanda de pecho era constante, que a esa edad no se les debe exponer al sol directamente, que estás estrenando maternidad y debes hacerte a la situación además de pasar por la cuarentena y disponer del tiempo que haga falta para recuperarte... Pues con sobrevivir ya tienes bastante. Pero una vez asimilado el cambio tan grande que se produce en la familia, y después de conocer realmente cómo es tu bebé, cual es su carácter... ya puedes animarte y comenzar con la aventura que es viajar. 

Nosotros hicimos primero escapadas cortas (como ésta y ésta otra) en las que nos desplazamos en coche, no muy lejos de casa, para empezar a probar. Luego nos animamos con otras más largas, y a coger vuelos y autobuses, lo que hiciera falta. Eso sí, he de decir que de momento no nos atrevemos a salir de Europa, tanto por la seguridad sanitaria que aquí tenemos como por evitar pasarlo mal con viajes demasiado largos llevando con nosotros a la bebé.

Nuestras preferencias en cuanto al tipo de alojamiento en el que hacer noche también han cambiado desde que somos padres. Nuestros últimos viajes como familia de dos recién casados (y una gatita preciosa que se quedaba en casa) fueron a Paradores, y a otro tipo de alojamientos no demasiado kids-friendly. Ahora echamos más a menudo mano de apartamentos, casas rurales, campings, o incluso viajes organizados como es un crucero, donde nos lo dieron todo hecho para realmente pasar unos días sin estrés y en el que nos cuiden.

Como acabo de comentar, uno de nuestros últimos viajes fue a los fiordos noruegos en un crucero. Obviamente en el barco cada día charlábamos con muchas personas, y sin ser nosotros excesivamente aventureros, nos sorprendió la cantidad de gente que nos decía que éramos unos valientes por viajar allí con nuestra bebé. Enseguida nos hablaban de potitos y biberones, de carritos que transportar, de cunas y rutinas trastocadas. En cuanto a las rutinas, nosotros solemos ser muy flexibles y creemos que los bebés lo son aún más. Ellos sólo necesitan a su mamá y a su papá (o a la figura de apego que tengan según su modelo de familia, que hay muchos e igual de válidos todos) y poco más. Todo lo demás puede llegar a convertirse en pura parafernalia y trastos inútiles con los que cargar. En definitiva, todas estas conversaciones me hicieron plantearme la necesidad de escribir este post, en el que contar nuestros musts a la hora de organizarnos para viajar con Vera. Así que aquí van, estos son nuestros trucos para viajar con una bebé:

Haciendo un alto en el camino

- Lactancia materna.
Nuestra hija no ha tomado nunca leche de fórmula, no ha usado un biberón, y tampoco "cogió" nunca un chupete. Llevamos 16 meses de lactancia materna exitosa, siempre directamente de mi pecho, y lo que nos queda. Gracias a ello tiene leche siempre disponible, en cualquier momento, en cualquier lugar. No tenemos que comprar leche de fórmula, ni que cargar con biberones, esterilizadores u otros artilugios como los chupetes. Con la teta no sólo se nutre, se refresca, se calma cuando lo necesita, disfrutamos de nuestro vínculo...sino que viajamos más libres. Y no sólo eso, ¡también ahorramos más dinero para gastar en viajes!

- Baby Led Weaning o alimentación autorregulada por el bebé. Cuando Vera cumplió los seis meses comenzamos con la alimentación complementaria. Decidimos optar por el blw, un método que consiste en no ofrecer sistemáticamente papillas y purés, sino en poner a mano del bebé trozos de comida (adaptados a él) para que sea él mismo quien se las lleve a la boca y coma. Gracias a ello Vera come prácticamente lo mismo que nosotros. De nuevo no tenemos por qué cargar con tarros de potitos o cajas de papilla si no queremos, pues desayuna pan con tomate como nosotros, come la fruta en trozos y luego tortilla para almorzar o lo que haga falta (siempre que le apetezca, claro).

Con el porteo no existen barreras

- Porteo. Dos datos. El primero es que nuestra hija hasta los nueve meses no toleró el ir en un carrito de paseo. El otro es que vivimos en un tercero sin ascensor. Con esta información os podéis imaginar que nuestra primera opción siempre ha sido el porteo, y que además nos ha venido genial para viajar. Primero en el fular y más tarde en la mochila, Vera es feliz colgada de nuestro cuerpo, siempre en contacto con nosotros. Esto nos ha ayudado mucho en nuestros viajes, pues gracias a ello hemos podido acceder a lugares que de otra forma no hubiéramos podido. Hemos hecho senderismo en Hervás, caminado en Noruega para ver un glaciar, paseado por la orilla de la playa en Valenciallegado a rincones mágicos en Fuerteventura... no nos hemos perdido nada y ha sido gracias al porteo.

- Colecho. Tampoco necesitamos que nuestro alojamiento disponga de cuna cuando viajamos. Con una cama de matrimonio (para dormir todos juntos con Vera en medio), o dos individuales (una de ellas pegada a la pared para dormir nosotras dos), nos basta. De nuevo, no necesitamos nada "especial para bebés".

Obviamente todas estas opciones nos facilitan mucho la vida a la hora de salir de casa y recorrer mundo (al menos a nuestra familia). Sin embargo esto no quiere decir que si vuestras elecciones son otras, no podáis viajar tanto o más que nosotros. ¡Faltaría más! Cada uno se organiza como quiere y como puede. Este post tiene la finalidad de compartir nuestra forma de ser y de hacer, la de nuestra hija y la de sus padres. Pero no olvidemos que cada familia es única y lo más bonito de todo, a lo que os animo, es a viajar en familia. Compartir tiempo de calidad y en cantidad juntos, conocer nuevos lugares, aprender y disfrutar viajando. No hay mayor tesoro ni mejor regalo que hacerle a nuestros hijos. Porque viajar es otra manera de educar. ¿De verdad vas a perdértelo?

Cuéntame, ¿viajáis mucho? ¿Os resulta fácil viajar con un bebé? ¿Cuáles son vuestros trucos? ¡Tu opinión personal, en forma de comentario, siempre será bienvenida!

Comentarios

  1. Me siento muy identificada con vuestra experiencia. Aspectos como la lactancia materna, la alimentación blw, el porteo y el colecho facilitan enormemente el viajar con un bebé. Algo clave es adaptarse al ritmo del pequeño y ser muy flexibles. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor de todo es llevar el viaje "preparado" pero decidir sobre la marcha. Por ejemplo, un día la siesta es antes y larga, o después y corta, así que no podemos seguir horarios rígidos, como bien dices hay que ser muy flexibles, lo importante es tener ganas de disfrutar, y hacerlo!! Un abrazo guapa!! Muy contenta de verte por aquí 😊

    ResponderEliminar
  3. Aquí está familia (52, 42, 8 años y la bebe Gala de 15 meses) ha estado en Asturias de camping en julio y en Francia en agosto, en una pequeña ciudad muy cerca de Nantes y de la costa, alojadas en casa de una amiga francesa.
    Creo que la clave es ser flexibles, tener la mente abierta, confiar en ellas/os y observar las necesidades de toda la familia... Respetandolas!! ;)
    El camping super aconsejable, nuestra primera opción siempre para viajar sin duda... Aprendes a vivir con lo justo y necesario y te das cuenta de lo feliz que eres sin tantas cosas y comodidades!!!! Y los/as peques felices y salvajes!!
    Un abrazo enorme Carol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miryam!! Muchas gracias por pasarte por aqui y compartir tu experiencia!!! Me alegro mucho de que lo hayais pasado tan bien en familia, el verano esta para disfrutarlo!!! El proximo me animo a ir de camping, que ne habeis metido el gusanillo en el cuerpo!! Un abrazo amiga!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares