Escapada a la Comarca de la Vera.

Mi familia disfrutando de La Vera

Nos gusta Extremadura. Y es que la abuela paterna de nuestra hija Vera es extremeña. Ella siempre nos dice que "quien no diga jacha, jigo, jiguera no es de mi tierra". Lo cierto es que su tierra en cuestión es preciosa, llena de paisajes naturales colmados de belleza.

Después de haber realizado ya este año una escapada a Hervás y sus alrededores, decidimos que era el turno de visitar La Vera.

La Comarca de la Vera es una zona de Cáceres que se encuentra a tan sólo dos horas de Madrid (el punto desde el que partimos nosotros). Es conocida por la gran diversidad de flora y fauna que posee, además de por sus zonas naturales de baño, formadas principalmente por arroyos y gargantas.

Naturaleza pura para disfrutar. Pueblos con encanto. Gente maravillosa. Gastronomía deliciosa. ¿Se puede pedir algo más?

Construcción biosostenible

Nos alojamos en Valverde de la Vera, en un lugar llamado Ecopangea. Os aconsejo que no seáis tan torpes como nosotros, que en lugar de reservar directamente con ellos, lo hicimos con booking y nos salió un poco más caro de manera totalmente innecesaria... ¡La próxima escapada estaremos un poco más espabilados! ¡Prometido!

Ecopangea es un proyecto situado en las afueras de Valverde de la Vera, en plena naturaleza. Sus apartamentos tienen forma circular y están construidos mediante bioconstrucción. Elegir Ecopangea es apostar por el turismo sostenible, entre otras cosas, porque utilizan energía solar para abastecerse. También son anfitriones Dog Vivant, por lo que si tienes perro, ¡viajar con él no será un problema! En definitiva, un lugar ideal para desconectar y disfrutar de la naturaleza.

En Valverde de la Vera

Dicho esto, decirte que tuvimos muy mala suerte con los días elegidos. Nos llovió muchísimo y apenas pudimos visitar ni la mitad de sitios que nos hubiera gustado. Aun así, cuando la lluvia nos dio una tregua, pudimos disfrutar de todo lo que voy a enumerarte a continuación:

- Disfrutamos observando la arquitectura verata. La Vera posee una arquitectura singular, que da ese aspecto tan bonito y pintoresco a unos pueblos con encanto. En esta ocasión sólo pudimos visitar Valverde de la Vera, Villanueva de la Vera, Losar de la Vera y Madrigal de la Vera. Pero como conocimos parte de la zona en un viaje anterior, quiero recomendarte que también visites Garganta la Olla, Cuacos de Yuste, Jarandilla de la Vera y el Guijo de Santa Bárbara. Tampoco puedes perderte el Monasterio de Yuste y el cementerio alemán que tiene cerca. En realidad cualquier pueblo de la zona bien merece una visita.

Paseamos por la ruta de las Jaras. Obviamente, La Vera es un lugar ideal para practicar senderimo. Al ser una zona situada en plena naturaleza, posee múltiples senderos de los que poder disfrutar. Con niños muy pequeños es imprescindible el uso de una mochila de porteo ergonómica.

En la Garganta de Cuartos

- Disfrutamos fotografiando arroyos y gargantas de la zona. Ya te he comentado que son uno de los puntos fuertes de La Vera. En esta época, ideales para observar y fotografiar. En primavera y verano, para darse un baño y refrescarse. Sea cual sea el momento del año elegido, ¡vas a disfrutar!

- Comimos vegetariano y tomamos algún aperitivo por la zona. Sí, en La Vera también es posible comer vegetariano. En Villanueva de la Vera hay un restaurante llamado La Parecilla, en el que nos trataron de diez. En un momento nos adaptaron el menú del día a nuestra condición de vegetarianos: rissoto de setas, pasta salteada con verduras, hamburguesa vegetariana con ensalada, pisto con huevos fritos. Todo casero y bien rico. Y por supuesto, un par de postres para compartir. ¿Que más se puede pedir? Tenían trona y le ofrecieron un par de cuentos a nuestra bebé. Nos trataron muy bien.

También, aunque no es en La Vera, quería recomendarte la Cerveceria Albaicín, situado en Talavera de la Reina. Coge de paso entre La Vera y Madrid, así que si tienes que parar a comer y eres vegetariano o incluso vegano, éste es tu sitio. Te ofrecen el menú del día con una gran variedad de platos para elegir. Nosotros optamos por las patatas guisadas, el arroz con verduras, las croquetas de champiñones y las empanadillas caseras (éstos dos últimos platos servidos con ensalada). De postre strudel y tarta de tofu. Todo vegano (¡y delicioso!), además de unos dueños encantadores. Un lugar para repetir.

- Vimos los jardines escultóricos de Losar de la Vera. Un atractivo turístico que no te puedes perder. Aves, cestas, caballos, cabras monteses...un sin fin de figuras geométricas verdes para tu deleite. Un pueblo con mucho arte, que ha hecho de estos jardines parte de su identidad.

Pestiños, imagen vista aquí

- Saboreamos la gastronomía de la zona. Uno no se puede ir de La Vera sin haber probado ciertas exquisiteces extremeñas. El pan de higo, el pimentón de la vera, el vino de pitarra, el bombón de higo, los pestiños caseros... De estos últimos compramos en La Benitilla, una tienda situada en Villanueva de la Vera, llevada por una mujer simpatiquísima y pizpireta.

- Disfrutamos de la amabilidad y simpatía de sus gentes. Nos quedamos encantados con las personas que viven allí. En todo momento fueron súper amables con nosotros, y sobre todo con nuestra bebé. Sitio al que íbamos, sitio en el que estaban muy pendientes, incluso teniendo bonitos detalles con nuestra hija. Que hacíamos compra en la tienda del pueblo, le regalaban un panecillo a Vera, que comprábamos pestiños, nuestra hija salía con una bolsa de "aspitos" en la mano, que comíamos en un restaurante, le traían cuentos para entretenerse... Todo el mundo saludaba a Vera y le sonreía. Desde luego, con estas gentes, ¡te dan ganas de volver!

El tiempo se va...aprovecha el momento

Aquí acaba nuestra escapada por La Vera. Me despido de ti con esta frase que encontramos paseando por Villanueva de la Vera. "El tiempo se va...aprovecha el momento". Y es que nosotros ya estamos casi en modo Navidad, planificando la salida del año y los viajes que queremos hacer el año que entra. Porque viajar en familia no tiene precio, y mientras tengamos tiempo, ¡lo vamos a aprovechar!.

Y tú, ¿conoces la Comarca de la Vera? Me encantaría que me contaras tu experiencia. Recuerda que un blog ¡se alimenta de tus comentarios!

Comentarios

Entradas populares