Adiós y ¡muchas gracias 2018!. ¡Bienvenido 2019!.

Cambiando de año

Ya han pasado unos cuantos días desde que comenzamos 2019, un nuevo año que acabamos de estrenar. Como 2018 ha sido un año repleto de alegrías y experiencias gratificantes, me apetece mucho hacer balance, recordar lo vivido, despedir este año tal y como se merece.

Es por ello que voy a intentar recopilar los momentos más importantes y especiales de nuestro 2018:


Mi pequeña caminante

- Para empezar, a principios de año se presentó ante mí una profecía que se cumplió, y es que cada vez iba a ser más fácil criar a nuestra bebé. Los días duros y agónicos con una bebé llorando en brazos, con angustia por separación y de la que no te podías separar ni un minuto (literal) para ir al baño, quedaron atrás. Este año Vera empezó a gatear y más tarde a andar. Empezó a signar, y a final de año a decir sus primeras palabras y frases. ¡Es increíble todo lo que crece y aprende una bebé en tan poco tiempo! Con cada nuevo hito alcanzado Vera dejaba parte de su irritabilidad, frustración y llantos atrás. No es una bebé muy exploradora, pero cada vez que aprende algo nuevo, es un poco más feliz y risueña. Poco a poco todo esto se ha normalizado y ahora es una bebé muy tranquila, alegre y observadora, "all the time". Al contrario de lo que muchos padres cuentan, que te dicen el típico "Uy, ¡pues verás cuando empiece a andar!", para nosotros ha sido totalmente diferente. Que conste que lo hemos dado todo y más, sin dejarla llorar, pero por fin llegó la calma, por fin la paz (y es que una bebé de alta demanda no puede más que mejorar).

Disfrutando de las Islas Canarias

- Este año hemos disfrutado como niños viajando con Vera. Comenzamos el año con un maravilloso viaje a Fuerteventura y seguimos disfrutando de una escapada rural en Hervás. Luego nos fuimos de crucero a Los Fiordos Noruegos, para seguir con un verano viajero visitando a los abuelos en Setúbal y Galicia. Comenzamos septiembre de relax en Calpe y alrededores, para después volver de nuevo a Extremadura, esta vez visitando la Comarca de La Vera. Por último hemos estado estas navidades en Sevilla, para poder pasar así unos días con los abuelos maternos. Compartí nuestros trucos como familia viajera contigo aquí, (por si te los perdiste y los quieres leer).

- En 2018 celebramos su primer cumpleaños, y yo cumplí todo un año como madre, ¡así que había mucho que festejar! Lo hicimos de una manera un poco inesperada pero llenos de ilusión, con nuestra tribu, en comunidad. Y salió genial.

- También soy consciente de que este año fue cuando concluyó mi puerperio. Además me di cuenta de que no quería volver a ser la misma de antes, y retomé al 100% este blog.

En la fiesta de Navidad de su centro Kids&Us

- Teníamos clarísimo que Vera no iba a ir a la guardería, pero este año fue el primero en el que comenzamos a hacer actividades "extraescolares" con ella. El último trimestre del año acudimos a clases de música para bebés en Pequeritmo, además de a inglés en un centro Kids&Us. Muy pronto compartiré contigo nuestra experiencia acudiendo a estas actividades, pero te adelanto ya que el balance ha sido muy positivo para nosotras.

Mañana de lectura en la bebeteca

- Este año también hemos fomentado el interés por la lectura en nuestra pequeña, que ya es toda una bebé prelectora, ¡y hasta tiene el carnet de la biblioteca! Nuestras idas y venidas a este lugar son bastante frecuentes, y no sólo para leer libros y devolver préstamos, sino también para disfrutar de los bebecuentos. Y es que nunca es demasiado pronto para "empezar a leer".

Teta= puro amor

- En 2018 hemos seguido con la lactancia materna a demanda, cumpliendo 20 meses de teta y amor. Hemos pasado por dificultades varias, como una dermatitis en los pezones debido a las "noches teteras" de Vera, que sólo pudimos solucionar con corticoides (tras visitar a nuestra matrona y a la asesora de lactancia de nuestro hospital). También he sabido en mis propias carnes lo que es la agitación del amamantamiento, debido a una adelantada crisis de los dos años, que de momento, también hemos podido superar.


Después de todo lo vivido, ¿te extraña que vaya a echar de menos a este maravilloso año? 2018 nos ha dado tanto, que cuesta decirle adiós. Sin embargo vivimos en presente, así ¡que a por todas 2019! Tenemos por delante otro año para seguir creciendo, para seguir viviendo. Y yo espero hacerlo en mayúsculas porque con una bebé al lado, ¡no hay más opción! El mundo es un lugar para volver a ser descubierto, para ver magia en cada lugar... ¡Bienvenido 2019! Te vamos a gozar.

Comentarios

Entradas populares